El inicio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Todo empezó hace casi  cuatro años cuando viajamos con el equipo de Making Docs al Chocó para la realización de un documental sobre la situación de las mujeres de Colombia. La idea era recoger durante un viaje a través del país, testimonios de mujeres desplazadas por la violencia y el fin del viaje sería el Chocó, donde la guerra es inclemente. Ahí acabaría este documental. Una vez en Chocó no pudimos evitar continuar, así que nos adentramos a selvas, ríos hasta el océano Pacífico y con nuestra cámara recogimos trozos de realidad chocoana, imágenes y testimonios de riqueza, pobreza y violencia.

Luego en Cali conocí a Paulina, cuando actuaba en el largometraje de Carlos Moreno, PERRO COME PERRO  y vi que ella era la imagen del Chocó, que ella representaba la vida de tantos valientes que sobrevivieron a la guerra y dejaron lo que más amaban, para ser parte de una masa de desplazados maltratados  y abandonados.

Así que sentimos la necesidad de juntar estos caminos y contar esta historia, la de los que huyen y se reencuentran en las ciudades con el miedo, mientras las poblaciones Chocanas se vuelven tierras de nadie, refugios de la guerra y centro de explotación de los corruptos.

Así nace MAMA CHOCO, un proyecto documental que es el viaje imaginario de una mujer chocoana desplazada en Cali. Tuvo 26 hijos y más de 100  nietos… en la calles del distrito de Aguablanca con sus cantos e historias evoca Bojayá y el Bajo Atrato, región desolada y abandonada por causa de la guerra.
Este documental busca mostrar de manera poética la historia de Paulina que tiene la magia del Chocó: fértil, alegre, musical, analfabeta, luchadora  y  desterrada…

EL CHOCO

El Chocó es una zona del Pacífico Colombiano, donde convergen las mayores riquezas étnicas y ambientales del país, y al mismo tiempo la mayor pobreza de la población. Con una extensión de 46.530 km, es una de las regiones más lluviosas del planeta, contiene gran riqueza biológica (subsuelo, minerales y agua) y representa una posición geoestrategica privilegiada: via fluvial a partir de tres ríos que comunican el interior del país con el Océano Pacífico, el Océano Atlántico y Panamá. Es la zona que aporta al país el 69% de la pesca marítima, el 70% de la materia prima para la industria de pulpos, el 42,2% de las maderas, el 8,1% del platino, el 18% del oro y el 13,8% de la plata. Acoge yacimientos de baucita, manganesio, coblato radiaoctivo, estaño, cromo, niquel y minerales claves para la industira siderurgica, aeroespacial y para la producción de energía nuclear.

Sin embargo, su población tiene las más altas tasas de mortalidad, índice de pobreza humana, tasas de fecundidad, necesidades básicas insatisfechas, menor esperanza de vida al nacer, menor índice de desarrrollo de género, menor índice de desarrollo humano.

El Chocó sufre el enfrentamiento entre actores armados por el valor geoestratégico del territorio

(corredores de comercio de armas y narcotráfico desde el interior del país hasta el Pacífico, Atlántico y Panamá). El proyecto de construcción de un puente interoceánico, la implementación

de macroproyectos, las investigaciones y estrategias para el manejo y control de la diversidad biológica y genética, el monocultivo, entre otros elementos, ha generado aún más violencia y desplazamiento de sus habitantes. Esto se ha visto representada en el reclutamiento forzado a grupos armados ilegales, el aumento de asesinatos selectivos, el abandono y confinamiento frozado de los pueblos indígenas, negros y campesinos. Jugando el estado un papel inerte, donde el Chocó no cuenta con beneficios de planes sociales, económicos y de educación, sólo hace presencia a través del ejercito. ….no hay derecho que lo único que nos llega del progreso de este país sean las balas.

Como parte de esta investigación hicimos un viaje hasta el Chocó, durante el recorrido nos encontramos con algunas historias de campesinos, hombres y mujeres que han tenido que huir y llegar a otras ciudades con sus niños y ancianos. También cómo el camino por la inseguridad y las condiciones de la carretera se convierte en un obstáculo para llegar nuestro objetivo. En Chocó nos encontramos con la riqueza de la región y la alegría de la gente en contraposición con historias de violencia y pobreza extrema en el interior de la selva, o en las orillas de los ríos y los mares. De transfondo, se oyen los cantos de los negros, algunos de alegría y otros de lamento.

Los ríos hacen parte de su territorio, de su vida, de su ser. Ellos les proporcionan su supervivencia, en el río pescan, en el río se bañan sus hijos, en le río se divierten… el río es fundamental para la cultura afrodescendiente del chocó y hoy está siendo tomado por los guerreros.

La historia se desarrollará simultáneamente en Cali y en el Chocó, será un ir y venir de los dos lugares, del pasado al presente de la historia de Paulina, que es la historia de miles de personas.

Gracias a una investigación profunda sobre la historia de Paulina, contamos con información exacta y  mucho mas generalizada sobre esta región. Vale la pena resaltar que este documento ha sido posible gracias al trabajo y la colaboración de la Diócesis de Quibdó, a través de la Comisión de Vida Justicia y Paz, sus equipos misioneros, la Asociación Campesina Integral del Atrato -ACIA-, las Misioneras de la Madre Laura, las Hermanas Agustinas Misioneras, las Hermanas del  Divino Salvador, los Misioneros Claretianos, los Misioneros del Verbo Divino, la Comisión Intercongregacional de Justicia y Paz y el Centro de Pastoral Afrocolombiana – CEPAC-.

La información relacionada en este documento es recopilación, principalmente, de las denuncias, comunicados e informes realizados por los equipos arriba mencionados, los testimonios de campesinos y pobladores de la región y la verificación en terreno de la situación, la cual fue realizada por el equipo de Movilidad Humana del Secretariado Nacional de Pastoral Social y el apoyo técnico de la Organización Internacional para las Migraciones —OIM-.

Esta información ha generado que sea inminente viajar al Chocó acompañados de Paulina para que nos cuente cómo fue su desplazamiento y ver la situación actual de la región. Será como recoger los pasos de Paulina y su familia desde su desplazamiento.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

MEDIO ATRATO: ENTRE LA TRAGEDIA, EL DESTIERRO Y EL ABANDONO

El 12 de mayo del 2002 se dio uno de los hechos violentos más lamentables en la historia del conflicto armado en el Chocó y en el país: la muerte de al – menos 119 personas y otros tantos heridos, dentro de la Iglesia de la comunidad de Bellavista, municipio de Bojayá (Chocó). Los responsables de este crimen de guerra, como es catalogado por el Derecho Internacional Humanitario, son la guerrilla de las FARC, quienes lanzaron el artefacto explosivo que causó la muerte de los civiles, y los Paramilitares, quienes utilizaron a la misma población como escudo humano.

Igualmente, se debe hablar de la gran responsabilidad del Gobierno Nacional por omisión a las alertas tempranas que se habían venido presentando desde hacía varios meses e incluso una semana antes de los hechos y de la Fuerza Pública que no reaccionó frente a la presencia de los grupos armados al margen de la ley en la región y en especial de los grupos paramilitares que, según la información recolectada, llegaron el 21 de abril a las comunidades de Vigía del Fuerte y Bellavista por el río Atrato, provenientes de Turbo (Antioquia).

De no haber sido por el trágico saldo de población civil muerta, esta confrontación armada hubiera pasado como un enfrentamiento más en el marco de la disputa territorial que se viene presentando entre los actores armados. Nunca hubiera tomado tanto revuelo la crítica situación que viven las comunidades del Medio Atrato a causa del abandono estatal, que ha promovido y posibilitado el fortalecimiento militar de las FARC y los paramilitares en la región.

Este abandono histórico se vio recientemente evidenciado en la difícil situación vivida por las comunidades a causa de las inundaciones que provocaron la perdida de vidas humanas, viviendas, cultivos y animales. A pesar de esta tragedia natural la presencia y socorro del Estado fue casi nulo, viéndose sometidas las comunidades a problemas de salud, carencia de alimentos y de recursos económicos para adquirir estos productos.

Se hace necesario ante la dura realidad en que se encuentran las comunidades del Medio Atrato, hacer un llamado a la solidaridad, al reconocimiento de las verdaderas condiciones de la población civil, el contexto de conflicto y el alto riesgo de ser víctimas de nuevas transgresiones por parte de los diferentes grupos armados.

Por tal motivo se presenta en este documento un aporte al visibilizar hechos que han provocado la tragedia y el destierro de las comunidades campesinas del Medio Atrato, pero también de los procesos organizativos, la lucha por el respeto de su autonomía y la resistencia pacífica en medio de la guerra, que se viene gestando al interior de las comunidades negras de la región.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: